Entrevista a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra- Parte 1

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra

Hemos tenido el placer de realizar una entrevista al novelista argentino Jackie Vidal.Nos ha hablado de su vida, de su obra y nos ha desvelado cosas muy interesantes. Hemos estado conversando durante una hora y media y por ello he dividido en 5 posts la entrevista. Espero que les guste.

PREGUNTA (P).- Hoy está con nosotros el autor argentino Jackie Vidal. Para empezar, creo que sería interesante preguntarle por su vida profesional y por el camino que le ha llevado a tener escritas cinco novelas como ya tiene.

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra

RESPUESTA (R).- En relación a mi vida profesional, soy abogado, criminalista, especialista en derecho penal, he trabajado un tiempo en la asesoría legal de la Aduana de Buenos Aires. Eso me permitió especializarme: mi expertise es derecho penal económico. Y comercio exterior, también. Y realmente estoy muy agradecido a mi profesión: me gusta mucho lo que hago y la literatura es un hobby pero que cada vez está siendo más fuerte…

P.- Empieza como afición pero, poco a poco, uno ve que no puede controlarlo, que encuentra algo que no aparece en su vida profesional…

R.- Y lo disfruta mucho, sí…

P.- A la hora de escribir, ¿cómo le ha influido su vida profesional en su obra? En una primera impresión, creo que esa influencia es más fuerte en las primeras novelas y, en las posteriores, la temática ha empezado a avanzar hacia otros derroteros… En la primera y en la segunda, quizás también en la tercera, esa influencia es muy visible pero, poco a poco, van ganando peso cuestiones más centradas en la psicología y en la introspección.

R.- Es correcto, sí. Es un buen punto de vista. Yo, inicialmente, tuve un poco que despegarme de un estilo, de una forma de escribir. Los abogados somos medio complicados para decir las cosas, nos gustan los términos difíciles. A veces, queremos darnos a entender y recurrimos al latín y buscamos cosas un poco rebuscadas, ¿no? A lo mejor, también la combinación de abogado y argentino, no sé qué piensas…

P.- Bueno, a los economistas nos pasa lo mismo. También se nos dice que no se nos entiende… Yo creo que es un problema de cualquier disciplina. Desarrollas tu lenguaje para hacerte entender dentro de la profesión pero, fuera de la profesión, quizás la percepción es muy distinta…

R.- Acá lo que ocurre es que, en tus escritos, te diriges al juez. Y el juez no es el lector de tus novelas o de tus historias. Entonces, lo quieres convencer y, a veces, uno es un poco repetitivo en tus argumentos, en tus ideas y la quieres culminar con ejemplos y conclusiones… Es decir, algo muy tedioso…

Eso es lo que yo he cambiado y lo que me ha hecho bien incluso para la profesión, lograr escribir de una manera más directa, dando participación al lector, no subestimando, tratando de que él forme parte de la historia y de que, incluso, se forme sus conjeturas y lleve la trama junto conmigo… O sea que, ese vicio de hablar difícil, el escribir, por suerte, me lo ha modificado bastante y hasta dicen que mis escritos judiciales son entretenidos…

P.- Pues me gustaría que cuando escribo como economista me dijesen lo mismo… Es decir, en relación a su vida profesional habitual, a la hora de escribir lo que ha hecho es distanciarse, como mínimo en relación al estilo, y moverse en un terreno de juego distinto…

R.- Yo creo que no hay que ser ingrato porque, obviamente, en las novelas uno lo que tiene es una experiencia de lo vivido profesionalmente, no es algo inventado totalmente ni algo que alguien lo cuenta sino que es algo que tiene su vivencia y eso a mí me da mucha fluidez en el relato porque, justamente, es parte de una experiencia.

Después viene la parte ficción y esa reconversión tan importante que le da, de alguna manera, la forma de novela y que le da a uno más libertad… Pero sí, realmente, he podido hacer esta mixtura entre lo jurídico, para darme esa base fáctica, y la parte novelada para tratar de decir lo que quería decir a través de los personajes.

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra

P.- Una pregunta que siempre voy a hacer a quien entreviste es por qué alguien, en un momento dado, empieza, en su caso, a escribir. ¿Fue una novela la que le llevó a ello, un autor determinado, unas circunstancias…?

R.- Yo creo que son muchas cosas a la vez. Yo siempre he escrito durante mi etapa de estudiante… Yo he vivido solo, mis padres se han separado, hay como muchos retazos afectivos que hacen que uno, a veces, necesite el papel como un ordenador, como una forma de programarse y fue, de alguna manera, también, una terapia… Al releer lo escrito después de un tiempo, te das cuenta que la cosa ya está superada o se ve distinta… Es decir, fue como un hablar conmigo mismo a través del papel o a través de la escritura…

Pero sí, realmente, yo veo que, cuando empiezo a escribir, todo lo que me rodea empieza a cobrar otro sentido, me dan ganas de volcar ello al papel… Es decir, cuando estoy analizando un aspecto de la naturaleza o la conducta de alguien, lo pongo en el papel y entiendo que me pertenece… Eso me ha ido motivando a ir trabajando historias. Y, después, siempre he tenido la inquietud de tener un canal de comunicación… Cuando uno escribe, quiere decir cosas…

P.- Es decir, en su caso fue el típico afán del escritor de poner orden dentro de sí mismo pero, por otra parte, también para satisfacer la necesidad de comunicación…

R.- Y, realmente, todo ello lleva a algo muy importante. Uno, después, busca perfeccionarse, quiere saber hacerlo mejor… Y, ahí aparecen los talleres, los talleres literarios… Y es una experiencia muy linda porque lo primero que uno cree cuando tiene la vocación de escribir es que las cosas fluyen solas… Y ello no es así. Entonces aparece la dimensión de lo que uno es capaz de hacer, en la que, en principio, hay un ego que, a veces, se desborda y, en los talleres, te dicen que, antes de empezar a escribir, tienes que empezar a leer… Y eso para mí fue algo muy valioso.

Porque, a través de leer clásicos, leer escritores importantes, uno empieza a ver que lo que a uno le cuesta tanto, otros lo dicen de una manera nítida, de una manera concisa, de una manera impactante y eso es como, en un museo, se ve el trabajo de los copistas frente al original…

P.- En su caso, entonces, por lo que me dice, la experiencia en los talleres fue muy positiva…

R.- Muy positiva en todos los sentidos, sí.

P.- ¿Cuál diría que es la idea o filosofía general que guía su obra?

R.- Cuando tuve ese primer tramo de aprendizaje, leí muchos libros en donde, más que nada, trataba de retener y ver las técnicas y de disfrutar, lo que antes no hacía, de la forma de escribir… No era fijarme sólo en la trama, salteando renglones, sino deteniéndome en el lenguaje y en la forma de hacerlo. Mi filosofía no tiene una formación. Al principio, era un simple espectador y, cuando empiezo a escribir y vuelco mis historias de vida a través de la escritura, me vuelco más a un tipo de novela para salir por la ficción pero, al mismo tiempo, que tengan un disparador de un hecho policial, de un delito, de una situación que a esa vida rutinaria o a esa vida infinitamente gris, la conmueve algo.

No soy un autor de novelas policiales lineales, de novelas que funcionan como un mecanismo de relojería, sino, por el contrario, lo que busco es que el medio violento influya en la conducta. Y que los personajes opinen, que los personajes tengan emociones, y ahí es donde digo que estoy en ese proceso en que el lector pueda intervenir lo más que pueda. Que, de alguna manera, el lector vaya guiando esta situación. Y ahí estoy en el proceso de una novela que toca un poco aspectos sociológicos, una novela que quiera hasta corregir cosas pero que el lector sea la que la lleve hasta ese resultado.

P.- En ese sentido, ¿hay algún autor o autores que le hayan influido a la hora de escribir?

R.- Cuando comienzo con mi etapa de aprendizaje, Gabriel García Márquez, Borges… Como novelas, Madame Bovary  de Flaubert , El extranjero  de Albert Camus  Suite francesa de Irene Nemirovsky… Me gustó mucho Sándor Márai ..Fui perfilando el genio de Raymond Chandler … Traté de ver cómo se desarrollaba ese proceso tan importante del suspenso de la trama… En esa línea, me gustó también Benjamin Black .

Soy una mezcla de tomar cosas de los demás, intentando que haya una trama ágil pero, también, una trama sustanciosa que nos deje pensando. A veces, soy un surfista, no puedo sumergirme porque no se trata de un ensayo… Estas historias pasan por arriba temas muy, muy importantes donde uno podría investigar y entrar más en un nivel superior al que llego.

 

Aquí podeis seguir toda la entrevista:

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra – Parte 2

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra – Parte 3

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra – Parte 4

Entrevista de José Manuel Cruz a Jackie Vidal, escritor argentino de novela negra – Parte 5